Antes de preparar oposiciones

Antes de preparar oposiciones

¿Me preparo oposiciones? Lo primero que debes tener claro es que es muy importante estar seguro de lo que vas a hacer. Antes de decidir nada es de gran ayuda conocer exactamente en qué consiste el trabajo para el que pretendes opositar. La información necesaria la tienes en la Consejería de la que dependa el puesto, en las diferentes comunidades autónomas, en las Oficinas de Información y Registro, en las páginas web de los organismos oficiales, etc. Busca bien y no confíes plenamente en lo que te diga “cualquiera”. Trata de contrastar toda la información que recibas en los centros oficiales.

¿Tengo que dejar de trabajar para estudiar? Bien, esta pregunta se la hace casi todo futuro funcionario en un momento u otro de su viaje hacia el empleo público. La respuesta depende, en primer lugar, de ti y de las ganas que tengas de ser funcionario, también depende del tiempo de que dispongas para poder estudiar, y de tus necesidades económicas. En principio, si tienes un trabajo a jornada completa, piensa en lo cansado que llegas a casa al terminar la jornada laboral. Has de tener en cuenta también que aunque al principio te vas a tomar el estudio con ganas, pasados unos meses el esfuerzo que tienes que realizar es mayor, porque mientras las primeras lecturas de los temas son interesantes, los repasos a esos mismos temas llegan a ser tediosos.

¿Me apunto a una academia? Esto es totalmente personal. Hay gente que prefiere llevar pautados los temas porque si no es así, no los estudia; otros prefieren comprar el temario y estudiarlo por su cuenta. Una tercera opción es hacerte los temas tú mismo. Esto lo recomiendo cuando sabes bastante de las materias y tienes mucho tiempo libre. Es la mejor opción para conocer bien los apuntes, pero se tarda mucho en hacerlo. Para no tener que lamentar nada a la hora del examen, hay que asegurarse muy bien de los temas que entran en la oposición, esta información, como toda la relativa al empleo público, la tienes en las páginas de los organismos oficiales.

¿Cómo me entero de cuándo son los exámenes? Esta pregunta es muy común en personas que no se han preparado nunca ninguna oposición. Recomiendo siempre que se reserve una tarde a la semana para buscar en Internet noticias sobre la oposición. También es buena idea mirar en las páginas de los sindicatos y en los foros de opositores, que además de información, ofrecen apoyo, aunque siempre teniendo en cuenta que estamos intentando conseguir las mismas plazas.

¿Qué hago si suspendo? Ante todo, no te derrumbes. No se acaba el mundo por ello. Entérate de cuándo se abren las bolsas de trabajo para interinos y presenta los papeles. Y no dejes de intentarlo. La próxima vez llevarás una gran ventaja a los demás opositores. Además, ten en cuenta que si empiezas a trabajar como funcionario interino, siempre puedes ir acumulando puntos y la información de la que dispondrás es de primera mano. Se aprende más de los fracasos que del éxito, no lo olvides. ¿Ya sabes en qué has fallado? Si no es así, párate a pensar en el motivo del suspenso, cuando lo encuentres, tendrás las claves para superarlo.

 

1 Comentario

  1. Vaya chorrada. Lo peor que existe es ser funcionario. Trabajar para un ayuntamiento que tortura a sus ciudadanos a base de impuestos y más impuestos.

Deja tu comentario